A+
A-

La carrera profesional de Raphael comienza a despegar a partir del año 1962. En esa fecha firma un contrato con la discográfica Philips, con la que graba sus 4 primeros singles, y de la que toma la "ph" para su nombre artístico, convencido del talante internacional del nuevo apodo. Junto esto interviene y triunfa en el Festival de Benidorm, consiguiendo no solo el premio a la mejor interpretación, sino también el que todas las canciones con las que concursa, sean galardonadas.

El espaldarazo definitivo llega con el concierto celebrado en 1965 en el madrileño Teatro de la Zarzuela, donde Raphael revoluciona la canción ligera española. Con anterioridad los intérpretes acostumbraban a actuar en salas donde el público podía bailar pero, en esta ocasión, el público permanecería sentado, dedicado únicamente a escuchar. El éxito es rotundo.

La participación y celebridad obtenida en los Festivales de Eurovisión de 1966 y 1967 catapultaron la carrera del artista, multiplicando sus giras y actuaciones en los principales teatros de Europa y América, mientras despierta el fervor de sus abnegados clubs de fans "los raphaelistas". Conciertos como el celebrado en el Teatro Olympia de París o el ofrecido en 1968 en el Madison Square Garden ante 48.000 personas, son representativos de este triunfo.

El cine es otra de las facetas profesionales desarrolladas por Raphael en este período. Desde que en 1966 rueda Cuando tú no estás, sus películas se suceden: Al ponerse el sol (1967), Digan lo que digan (1968), El Golfo (1968) y El Ángel (1969); todas ellos grandes éxitos de público y taquilla.